Concursos y realizaciones: debate y críticas en el primer encuentro CRUCES en Rosario

El primer encuentro CRUCES en Rosario el 30 de mayo puso el foco en los Concursos de Arquitectura. El evento se realizó en el Túnel Cad2-Centro de Arquitectura y Diseño donde por estos días se exhiben los resultados del concurso del Museo Castagnino de esa ciudad. La importante cantidad de láminas que cubren las paredes de toda la institución, desde salas de exposiciones hasta el auditorio fue casi una afrenta para Maite Fernández y Juan Martín Flores, los invitados por CRUCES a debatir sobre esta temática. Y así comenzó el debate: ¿para qué tanto esfuerzo? ¿por qué exigir a los concursantes hasta el mínimo nivel de detalle y resolución técnica en concursos que por lo general ni siquiera son vinculantes?
Los concursos son una herramienta necesaria para la matrícula por muchas razones y que no está pasando por su mejor momento. Obras públicas adjudicadas a dedo -algunas obras de Rosario fueron citadas como un ejemplo de esta práctica- y otras que se concursan para después no realizarse, o en el mejor de los casos se utiliza el proyecto ganador para modificarlo hasta que pierde su esencia original. El arquitecto queda atrapado en medio de su necesidad de participar para acceder a programas de obra pública aceptando condiciones que acuerdan colegios de arquitectos con autoridades de turno y con las que muchas veces no están de acuerdo. Un diálogo que está roto entre la matrícula y sus representantes.
maite fernandez

Concurso Internacional de Ideas Parque Cabecera Puente Rosario Victoria, Estudio Caballero-Fernández.

Maite Fernández, arquitecta rosarina, fue por más de veinte años titular del estudio Caballero-Fernández. Participaron en más de 15 concursos de arquitectura, ganaron premios en todas las categorías. Nunca logró ver construído ninguno. Una experiencia que la propia Fernández calificó durante su charla como “frustrante”. Su presentación comenzó con una cuadrícula con todos estos trabajos organizados cronológicamente para después pasar a desarrollar en detalle la cuarta mención que obtuvieron para el Concurso Internacional de Ideas Parque Cabecera Puente Rosario Victoria en el que propusieron un jardín botánico para plantas nativas. Hace ya unos años que Fernández dejó el estudio para emprender un camino propio en el que los concursos ya no son parte. No está de acuerdo con la modalidad en que se llevan adelante, cómo se plantea el sistema actualmente y menos aún que el concurso sea por proyecto, en lugar de concursos de ideas que, según su criterio, plantean una instancia mucho más flexible y realista frente una problemática urbana y arquitectónica que la anterior. Actualmente trabaja en encargos privados junto a la arquitecta Paula Fierro y pone su pasión en emprendimientos de carácter solidario. De estas nuevas actividades mostró el Parque Huerta La Tablada -una huerta de carácter paisajístico- para los habitantes de la zona que cultivan y consumen ellos mismos, y un segundo emprendimiento, El banquito solidario, un trabajo con mujeres de barrios carenciados a las que ofrecen microcréditos para pequeños emprendimientos y mejoras de infraestructura y seguridad en el barrio.
image023

Concurso Internacional de Arquitectura MOLEWA, SFP Arquitectos.

La segunda parte del encuentro fue para Juan Martín Flores, el arquitecto platense titular de SMF Arquitectos, un estudio casi “compulsivo” en lo que respecta a su participación en concursos: ya realizaron más de 70, y ganaron 14, algunos contruidos y otros en proceso. Pero a pesar de los buenos resultados que ha obtenido junto a los cotitulares del estudio -Enrique Speroni y Gabriel Martínez-, este arquitecto al igual que Fernández, fue crítico con respecto al sistema. Habló de los concursos como una “oportunidad para decir algo”, una manera de hacer pública una mirada crítica y propositiva sobre una determinada cuestión. Según Flores, “los arquitectos tenemos poca participación en las decisiones de la ciudad. Nos dejan las particularidades y quedamos afuera de lo más relevante”. Calificó a los concursos actuales como “coyunturales”, es decir que resuelven un problema pero que tienen bajo impacto social y no terminan de producir verdaderos cambios. Manifestó que la postura contraria pero más efectiva sería pensar en “concursos culturales” que aporten una transformación a escala urbana y que resuelvan las problemáticas sociales más urgentes. Basó su charla en el Concurso Internacional de Arquitectura Molewa donde obtuvieron medalla de bronce: mostró la Hua Yan Township, una integración de la cultura, el turismo y el desarrollo sostenible y ejemplo de la estrategia de “Nueva Urbanización” en China. Una muestra de cómo a partir de un concurso de arquitectura se puede repensar las maneras de habitar la ciudad.
Anuncios

Un comentario en “Concursos y realizaciones: debate y críticas en el primer encuentro CRUCES en Rosario

  1. Pingback: Cierra el ciclo 2017 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s