CRUCES Buenos Aires: “La casa”, crónica del encuentro con Mariví Besonías y Leonardo Codina

por Agata Peskins.

Con coincidencias y algunos desencuentros, Mariví Besonías y Leo Codina definieron sus posturas de la cuestión del habitar, el paisaje, la materialidad y la relación con el comitente.

En el quinto encuentro CRUCES realizado en Buenos Aires durante el mes de septiembre, María Victoria Besonías, del estudio Besonías-Almeida, Buenos Aires y Leonardo Codina de A4 Estudio de Mendoza, disertaron acerca de la casa, un tema de diseño que preocupa tanto a los que diseñan como a los que la habitan.

Con un auditorio atento a estos dos referentes de la arquitectura argentina cuyas casas han sido merecedoras de publicaciones y premios,  Besonías comenzó su exposición presentando al programa de la vivienda unifamiliar como “un espacio íntimo y de representación, un lugar de introspección para quienes lo habitan” .

Casa Wein, Besonias-Almeida.

Una de las obras seleccionadas para la presentación fue su propia casa cuido de veraneo en el bosque en Mar Azul, provincia de Buenos Aires, que construyó junto a Guillermo Almeida (marido y socio). Casi como una declaración de principios, la casa en Mar Azul fue el inicio de una secuencia de viviendas de hormigón que el estudio construyó en ese balneario. Pragmatismo,  cuidado ambiental y utilización de mínimos recursos para resolución de los problemas más complejos de la vivienda, los llevó a decidir por trabajar con hormigón y vidrio para potenciar las cualidades de la naturaleza: la arena, y los árboles que en conjunto con la arquitectura crean un nuevo paisaje.

La casa se transformó en un símbolo del balneario y al poco tiempo comenzaron a llegar nuevos proyectos para casas de veraneo. Así comenzó el desafío de reformular las ideas ante cada comitente en particular. Por ejemplo, cuando un comitente solicitó una casa de “ese estilo” pero con ladrillo visto utilizaron los mismo criterios de diseño cambiando la materialidad.

El concepto de austeridad, espacialidad y funcionalidad se mantiene en todos los proyectos del estudio, más allá de la cantidad de metros cuadrados o de pedidos extravangantes de algunos clientes, cuando por ejemplo, piden que “se note” que la casa es grande y lujosa. Ahí el trabajo de los arquitectos, aclara Besonías, consiste en trabajar junto a sus clientes reformulando prioridades y objetivos, que en definitiva, serán los que hagan de esa casa un buen proyecto de arquitectura que perdure en el tiempo.

Leonardo Codina inició su presentación definiendo a la casa como una frase que tomó de un profesor universitario: la casa como “un espejo y un manto”, aludiendo a la arquitectura de la casa como un reflejo de quien la habita y de quien la proyecta pero también como cobijo de las actividades diarias (comer, celebrar, dormir, etc).

Las obras presentadas se ubican en las afueras de la ciudad de Mendoza, en un paisaje de precordillera, de viñedos, de grandes amplitudes térmicas que de alguna manera condicionan sus proyectos. La serie de casas expuestas dejan en claro la búsqueda de ser parte del sitio, y al vez construir un sitio. Las casas resultan cuidados objetos ubicados en el terreno con una directa respuesta a los requerimientos del comitente.

Casa Codina, A4 Estudio.

La casa para una familia extendida, por ejemplo, resuelve un problema y programa complejo. Un matrimonio grande, su hija y sus nietos: tres generaciones. Es un ensayo de tres casas en una que conviven conjugando espacios íntimos con espacios públicos y comunes (reflejo y manto). La casa resuelve la complejidad al tiempo que es un objeto plástico posicionado en el paisaje.

Casa para una familia extendida, A4 Estudio.

Sin duda el paisaje cobró una relevancia en este encuentro que se ubicó a la par del eje temático principal de “La casa”. Ambos profesionales destacaron la alta carga de información que aporta el paisaje a la hora de proyectar la vivienda. ”Cuando este paisaje no existe porque estamos trabajando en la ciudad, de alguna manera lo debemos incorporar, recrear en el diseño de la casa, con patios, estanques”, amplió Besonías en su charla. Por su parte, Codina también mostró esta preocupación en la implantación de cada una de sus obras, desde la precordillera de los Andes hasta el mar Atlántico en Punta del Este.

Casa y Paisaje, si vale retitular este encuentro, en el que el debate posterior con los asistentes -una costumbre ya instalada en CRUCES- tuvo su foco en el diseño de autor, los costos, los clientes y la austeridad en contraposición al lujo innecesario.

Próximo CRUCES Encuentros de Arquitectura y Ciudad

Mirá nuestro evento

CRUCES exportar arquitectura nuevo lugar 2

Anuncios

Un comentario en “CRUCES Buenos Aires: “La casa”, crónica del encuentro con Mariví Besonías y Leonardo Codina

  1. Pingback: Cierra el ciclo 2017 |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s